Patologías - Hernia discal - 1



   Hernia Discal página 1  Hernia Discal página 2  Hernia Discal página 3  


¿Qué es una hernia discal?


La hernia discal es una rotura del disco intervertebral producido por una degeneración de sus fibras. Dicha rotura se produce por someter a la columna a continuos esfuerzos, movimientos mal dosificados.


¿Qué es una protusión discal?


Una protusión discal es una deformación del disco intervertebral producido por una deformación de sus fibras debido a la presión que ejerce el núcleo pulposo sobre este, sin llegar a producirse la rotura del disco.


La protusión discal es el primer comienzo para desencadenar una hernia discal.


¿Una protusión discal puede doler tanto como una hernia discal?


Pese a que la protusión discal es una lesión menos importante que la hernia discal, algunas protusiones son más molestas y generan más dolor.


Esto dependerá de la constitución anatómica de cada persona. El nervio raquídeo abandona la médula espinal a través del agujero de conjunción, dependiendo del espacio de salida que tenga el nervio por este agujero la molestia será mayor o menor.


Supongamos el caso de una pequeña protusión discal que comprime al nervio, este intentará esquivar al disco intervertebral protuido, pero si el espacio del agujero de conjunción es reducido, el nervio no tiene hueco por donde esquivar y el dolor será muy molesto.


En el caso de una hernia discal donde el orificio del agujero de conjunción es amplio, pese a que el contenido del disco extruido es importante, el nervio tiene por donde esquivar, en este caso su dolo no será tan molesto y en ocasiones no hay dolor.


¿Qué es una hernia discal sorda?


Es aquella que pese a tener una clara hernia discal, esta no da síntomas, por lo tanto podemos tener una hernia discal y no tener ningún dolor producido por ella.


Este es el caso anteriormente citado. Hay pacientes que pese a tener una o varias hernias discales nunca han tenido problemas. Esta hernia discal ha sido descubierta por casualidad…


Es importante comentar que aunque tengamos la existencia de la presencia de una hernia o protusión discal, esta no debe necesariamente provocar dolor. Aunque en la mayor parte de casos pueda ser el motivo principal de dolor, no hay que descartar otras posibles causas. Esta suele ser el motivo principal de fracaso en las intervenciones de hernia discal.


¿El tratamiento de una protusión discal, es el mismo que se aplica para una hernia discal?


En principio el tratamiento será el mismo, esto es debido a que en ambos casos el origen del problema es el mismo. En el caso de la hernia el problema lógicamente es mayor.


¿Es más fácil tratar una protusión que una hernia discal?


Al tratarse de un problema de menor la recuperación debe de ser mas rápida, esto no quita a que se dé un caso como el anteriormente citado y su respuesta sea mas lenta.


¿Qué es y como funciona el disco intervertebral?


Los discos intervertebrales tienen dos funciones básicas:
- La primera es actuar a modo de articulación a fin de tener movilidad en toda la columna, ya que sin los discos intervertebrales la columna estaría completamente rígida y carecería de total movilidad.
- La segunda función es de amortiguación y repartidor de cargas, es capaz de absorber las ¾ partes de presiones axiales de la columna vertebral gracias a su capacidad hidrófila, manteniéndole constantemente en estado de hidratación.


El espesor del disco varía según la región anatómica que nos encontremos, siendo este más grande en las vértebras que soportan mayor peso, como es el caso de las vértebras lumbares.


El disco intervertebral está formado unos anillos concéntricos fibrosos que rodean y protegen al núcleo pulposo, cuyas fibras son oblicuas de dirección opuesta entre ambos, siendo verticales en la periferia y más horizontales llegando al núcleo.


Hernia Discal 1El disco intervertebral, carece de vasos sanguíneos y nervios por lo que pese a su degeneración, no provoca dolor.

Las presiones ejercidas sobre el disco intervertebral son muy grandes siendo mayores cuanto mas nos acercamos al núcleo. A veces deben soportar varias decenas de kilos por centímetro cuadrado, durante ciertos movimientos forzados. Las fuerzas de compresión aumentan con la anteflexión del tronco, pero dichas presiones aumentan más durante el enderezamiento, más aún si lo hacemos levantado una carga.

El segmento vertebral que se encuentra más afectado ante este problema, es la articulación L5-S1, actuando a modo de bisagra para enderezar el tronco. Es el principal motivo de que se dé tantos casos de hernia discal en esta articulación.


Durante los esfuerzos de compresión axial, se produce una presión al disco, este se aplasta y se ensancha, aumentando la presión interna.


Hd2

Cuando se imprime al disco una tracción o estiramiento, las vértebras se separan, aumentando el espesor del disco, lo que constituye la base para el tratamiento de las hernias discales por tracción vertebral.


Hd3Cuando se realiza una flexión fisiológica de tronco, la vértebra superior se desplaza anteriormente, disminuyendo el espacio discal por delante, aumentando así la presión. Esta presión es transmitida hacia detrás, proyectando sobre el núcleo pulposo.

Cuando se efectúa una extensión fisiológica de tronco, la vértebra superior se desplaza posteriormente, disminuyendo el espacio discal por detrás, aumentando la presión. Esta presión es transmitida hacia delante, liberando así al núcleo pulposo.

Durante la rotación vertebral, se tensan las fibras oblicuas del anillo, siendo su dirección contraria a la rotación, siendo la tensión máxima. Esto explica porqué en movimientos asociados de flexión y rotación se desgarra al anillo fibroso, y expulsa el núcleo a través de las fisuras del anillo.


¿Qué es el núcleo pulposo?


El núcleo pulposo esta formado por una sustancia cartilaginosa derivada embriológicamente de la cuerda dorsal del embrión, la notocorda. Es una gelatina transparente formada por un 80% de agua y el resto, por una sustancia constituida fundamentalmente por mucopolisacáridos, sulfato de condrotina mezclado con proteínas, ácido hialurónico y querasulfato.


El núcleo pulposo actúa como repartidor de presiones. Al ejercer una fuerte presión sobre la columna, el agua contenida en el núcleo se fuga a través de los orificios de la cara vertebral hacia el centro de dos cuerpos vertebrales (por ejemplo: entre L5-S1), por mediación del tejido óseo esponjoso. La presión mantenida a lo largo del día, hace que el núcleo se encuentre menos hidratado por la noche que al comienzo del día. El total de esta perdida de altura en toda la columna vertebral, alcanza los 2 cm. Durante el descanso de la noche, y al desaparecer la presión ejercida, la columna vertebral recupera su altura, hidratándose el núcleo, recuperando el disco su grosor inicial. De esta forma por la mañana somos más altos que por la noche, y nuestra flexibilidad, también es mayor por la mañana.


El comportamiento del disco depende de las presiones ejercidas sobre el y los movimientos de la columna vertebral.


¿Cuál es la causa que puede producir una hernia discal?


La hernia discal es una lesión mecánica de la columna vertebral, en ocasiones un bloqueo en la zona lumbar puede ser el desencadenante, o incluso este bloqueo se puede presentar en otra estructura. Aunque el caso más común es el producido por realizar sobre esfuerzos.


- Traumatismos que lesionan el disco intervertebral, caídas, o accidentes que provocan directamente el desplazamiento del núcleo pulposo, y como consecuencia a este desplazamiento. Se produce la rotura de las fibras del anillo fibroso, produciendo así la hernia discal.
- Posturas o movimientos inadecuados, repetitivos con carga que provocan microtraumatismos sobre el disco. Estas posturas inadecuadas, producen una inestabilidad en la articulación pélvica. - Disfunciones somáticas o lesiones osteopáticas que comprometen a medio o largo plazo al disco intervertebral.
- Lesiones viscerales que producen una desviación de la estructura de la columna vertebral.
- Perdida de las líneas matemáticas del cuerpo, que producen un acomodamiento de toda la columna vertebral, y como consecuencia una lesión de L5-S1.
- Exceso de peso corporal, produciendo mayor presión en el disco, comprimiendo así el nervio.
- Repetidos movimientos de flexión-extensión del tronco, con carga de peso.
- Por movimientos repetidos de rotación, esto provoca un cizallamiento del disco.
- Por degeneración o envejecimiento articular.


¿Qué factores nos ayudan a evitar una hernia discal?


- Ejercicio físico, que potencie la musculatura de la columna vertebral.
- Higiene postural, que evite traumatismos y sobrecargas.
- Vida sin tabaco, ya que produce una vasoconstricción y esto reduce el aporte sanguíneo al disco.
- Descanso adecuado nocturno, a fin de rehidratar el disco.
- Evitar estados prolongados de píe.

Fases de la hernia discal.


Las lesiones discales se clasifican en tres grupos grupos, fisura, protusión discal, hernia discal. La hernia discal a su vez se diferencia medial, interna, externa, excluida.


 Fisura    Protusión    Hernia

Fisura

 

Protusión

 

Hernia


-Fisura. Es una rotura de los anillos más próximos al núcleo, debido a las fuertes presiones que soporta. No existe afectación neurológica.


-Protusión discal. La protusión discal, es una deformación de los anillos fibrosos del disco, sin que exista rotura de los mismos. Con el tiempo si la lesión permanece, la presión que continúa ejerciendo el núcleo pulposo empuja a los anillos fibrosos del disco, produciendo una deformación en su estructura. En esta deformación de la estructura del disco, se produce una afectación neurológica. Comienzan los primeros síntomas de la hernia discal. El dolor de espalda y la afectación sobre el recorrido del nervio ciático son los primeros síntomas.


-Hernia discal. La hernia discal, es la degeneración y rotura de fibras del anillo fibroso y como consecuencia, la salida o migración de parte del contenido del núcleo pulposo hacia el exterior del disco, generalmente hacia el canal medular. Si la presión en la que se ve sometida el disco es mayor que la que puede soportar, finalmente se produce la hernia discal. Una hernia discal se produce por la rotura de un disco intervertebral, debido a la presión que es sometido por parte de las vértebras. Entonces ocurre lo siguiente, cuando se produce la rotura del disco intervertebral, la sustancia que hay dentro sale hacia el exterior, siendo esta incapaz de mantenerse expandiéndose y golpea contra la salida de un nervio o contra el ligamento vertebral común posterior (LVCP). En este caso la afectación neurológica es importante.